martes, 16 de agosto de 2016

Perseidas 2016 doble experiencia

Fieles a nuestra cita con las Perseidas, este año 2016, como algún año anterior, también hicimos "doblete".

La primera noche fue la semana anterior al máximo de actividad de meteoros, y pudimos compartir actividad divulgativa con la Asociación Astronomía Sevilla. Allí estuvimos para colaborar con ellos en la medida de nuestra posibilidad, con nuestros telescopios y echando una mano en lo que se pudiera. Se desarrolló en la finca El Berrocal, cerca de Almadén de la Plata, lugar habitual de unos años a esta parte.

Hubo un gran éxito de participación, acercándose hasta el lugar numeroso público (algunos llevaban sus propios telescopios). Al estar la Luna sobre el horizonte tras la puesta de Sol, se sabía que ocultaría una buena parte de meteoros, por lo que estuvimos haciendo tiempo contemplando diferentes objetos de cielo profundo, así como los planetas visibles a esa hora (Júpiter, Marte y Saturno) y también la Luna.

Zona de telescopios y "acampada" para la observación

Una vez se oscureció el cielo, llegó el momento de buscar las las tumbonas, butacas y mantas,, para disfrutar cómodamente de la lluvia de Perseidas. Al ser una actividad pública, todo el tiempo reinó cierto "ajetreo" entre los allí congregados, como es lógico, ya que había grupos de amigos y familias que iban a echar un rato distendido, pero a pesar de ello, pudo disfrutarse de algunos momentos de tranquilidad. Sabíamos de todos modos que esa noche era para lo que era ...

Y llegó la semana siguiente. Coincidiendo con el máximo de meteoros, volvimos al campo. Esta vez a un sitio distinto, cerca de El Castillo de las Guardas. Y con menos personas. Muchas menos personas. Sólo éramos 4. Ya no era una actividad divulgativa abierta a todos, sino una sesión de observación particular entre amigos. Tuvimos también, como la semana pasada, unas horas de Luna, que aprovechamos para charlar, cenar y observar algunos objetos del cielo nocturno. Y una vez se puso por el horizonte, nos centramos en la observación de los meteoros. Comenzó entonces a generarse esa especie de magia que lo llenaba todo, propiciado por la quietud de la noche, y la contemplación del magnífico cielo estrellado, que se prolongó hasta el amanecer.


Algunas de las Perseidas que registró la cámara

Si bien la primera noche estuvo muy bien, y nos alegró participar en la actividad, nos quedamos con el recuerdo de esta segunda noche. Ese tipo de recuerdos que tanto nos gusta atesorar.

miércoles, 29 de junio de 2016

Ruta nocturna Salvemos el Guadaíra 2016

Con esta, suman ya 4 las ediciones de la Ruta Nocturna organizada por la Plataforma Cívica Salvemos el Guadaíra ,en las que hemos colaborado, aportando telescopios para la observación astronómica al final del recorrido, junto con compañeros de otras agrupaciones de Sevilla: Cielo de Guadaíra, Ibn Firnás y Astronomía Sevilla.



La ruta se iniciaba en Alcalá de Guadaíra, junto al Ayuntamiento, y discurría por la ribera del río Guadaíra y sus molinos harineros, hasta llegar a las afueras de la localidad, suficientemente alejados de las luces, para poder disfrutar del cielo estrellado




Hubo un gran éxito de participación, y los asistentes, que superaron en número los 500, pudieron ver a través de los 11 equipos allí dispuestos la conjunción los planetas Marte, Júpiter y Saturno, estrellas dobles como Albireo o Mizar y Alcor, y otros objetos de cielo profundo como cúmulos, nebulosas o galaxias.





Vimos también salir la Luna por el horizonte al final de la actividad, poniendo broche final a esta edición del 2016.


Ha sido una gran satisfacción participar nuevamente en esta actividad, dado el éxito de acogida por parte de los asistentes, y los compañeros de afición, y agradecemos a la organización toda la asistencia recibida de principio a fin.

domingo, 24 de abril de 2016

Entre Castillos y Estrellas

El pasado 9 de abril tuvimos la oportunidad de participar en la actividad astronómica "transnacional", Entre Castillos y Estrellas, formando parte de la III Edición de las Caminhadas de Alcoutim, organizada conjuntamente por los municipios de Alcoutim (Portugal) y Sanlúcar de Guadiana (España), ambos a cada lado de la frontera hispano-lusa, y separados por el río Guadiana, con la colaboración de Cygnus Valverde y TourEstelar.



La actividad comenzó en Alcoutim, con una visita guiada a su castillo, recorrido nocturno por sus callejuelas, y visita a la exposición  Da Terra ao Universo / De la Tierra al Universo,  que habían montado en las instalaciones de la Câmara Municipal los compañeros de la Asociación Cygnus de Valverde del Camino.



Posteriormente , cruzamos en barcos hacia Sanlucar de Guadiana (no existe puente, por lo que sólo se puede cruzar en barco, o desde hace poco en tirolina) y se ascendió hacia el Castillo de San Marcos, donde ya se habían instalado previamente los telescopios, para realizar una observación astronómica.




El cielo acompañó, y los participantes pudieron observar a través de los distintos telescopios los objetos de cielo profundo que se planificaron, tanto galaxias, nebulosas como cúmulos, y por supuesto Júpiter, que con equipos de gran apertura se mostraba majestuoso.



Fue una suerte poder acceder nuevamente al interior del Castillo de San Marcos, gracias a que el Ayuntamiento de Sanlúcar de Guadiana colaboró en la actividad. El castillo, que ha sido recientemente restaurado, todavía no está abierto al público, y por tanto sólo es visitable en actividades como esta.


Al final, una foto recuerdo de grupo, que se suma a las actividades conjuntas que hemos realizado recientemente Cygnus Valverde, TourEstelar y Tiempo de Estrellas.

jueves, 31 de diciembre de 2015

El año de las luces del norte

Este año 2015 teníamos ganas de hacer un viaje "especial": conocer las tierras altas del norte de Europa, en Noruega, más allá del Círculo Polar Ártico, y alcanzar el punto donde acaba todo, donde te apoyas en la barandilla y puedes decir "toda Europa queda allá atrás": Cabo Norte.

Teníamos ganas de conocer esos paisajes, esas planicies, fiordos, glaciares, cascadas, la naturaleza en estado salvaje, y ya de paso, si se ponían a tiro, poder ver las auroras boreales. No eran el objetivo principal, pero llevábamos todas las papeletas que pudimos reunir: fuimos en septiembre, una época en la que no hay demasiada mala climatología, y ya hay suficientes horas de oscuridad, fuimos a lo más al norte de Noruega, por si había actividad auroral débil poder estar al alcance, y escogimos los alojamientos fuera de las poblaciones iluminadas, para poder disfrutarlas en caso de que aparecieran, sin más que salir a la puerta.

Eso sí, lo que no podíamos controlar era lo más importante: la actividad solar, pero en el 2015 estábamos todavía dentro del máximo del ciclo solar actual, que tienen una duración de 11 años, y aunque ya estábamos en descenso después de haber alcanzado el punto de mayor actividad, confiábamos que podríamos disfrutar de actividad magnética.

Y así fue. Coincidieron dos factores importantes: alta actividad solar y efectos potenciadores como los agujeros coronales, que se produjeron dos de ellos en esos días. Todo esto se tradujo en que pudimos disfrutar de un espectáculo que nos dejó boqui-abiertos.

Hemos montado las imágenes que capturamos allí en un timelapse, con resolución 4K UHD, es decir, a 3840 x 2160 pixeles, con idea de poder verlas en un TV que admita esa resolución.

Auroras Boreales Noruega, sept 2015, por Jesús & Pepa Tiempo de Estrellas

Esperamos os gusten, y os animen a dar el salto a las tierras del Norte a intentar verlas, al menos una vez en la vida, porque para nosotros este año 2015 quedará grabado para el recuerdo como el año en que pudimos cumplir el sueño de ver las luces del norte.


lunes, 28 de septiembre de 2015

Eclipse Total de (Super)Luna

Este acontecimiento ha sido noticia en todos los medios de prensa. La Tierra arrojaría su sombra sobre la Luna llena, estando en su perigeo (o punto más cercano en su órbita y por tanto mayor tamaño aparente), por lo que se apagaría su brillo considerablemente, hasta adoptar un tono rojizo, debido al efecto de la refracción solar a través de nuestra atmósfera.

O sea, para la prensa, sería la Super Luna de Sangre ... para los aficionados a la astronomía, sería una estupenda ocasión de poder contemplar un eclipse total de Luna, conociéndolo, estudiándolo, y disfrutándolo.



Así que cogimos los equipos, y nos fuimos al campo, lejos de las luces de la ciudad.

La sensación fue algo único, ya que inicialmente la Luna llena lo alumbraba todo, incluso arrojando sombras sobre el suelo. Llegado el momento de la totalidad, se oscureció todo por completo, y la Luna llena perdió su gran brillo, convirtiéndose en una pequeña y delicada pelota de tonos anaranjados y rojizos, como una brasa encendida flotando en el cielo.


La visión por los equipos que llevábamos era espectacular, pudiendo apreciar estrellas junto a la Luna llena, lo que sólo es posible en el momento de un eclipse total.



Salió la Vía Láctea, el cielo se inundó de estrellas, y se pudieron ver a simple vista objetos de cielo profundo como galaxias y nebulosas....  la noche de Luna llena se convirtió en noche de Luna nueva durante más de una hora.




Fue una experiencia única poder observar el eclipse entero, en todas sus fases, y se lo tenemos que agradecer a nuestro compañero Salva Segura por organizar la expedición, ya que si no, lo habríamos observado desde la ciudad, perdiendo la oportunidad de aprovechar semejante espectáculo.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Arco Geodésico de Struve en Hammerfest Noruega

En el norte de Noruega, concretamente en Fuglenes, cerca de Hammerfest, se encuentra un destino de interés para el aficionado a la astronomía y a la ciencia en general: el Arco Geodésico de Struve.


Se trata de uno de los hitos geodésicos, vértices y marcas, que se extienden desde el norte de Noruega hasta el Mar Negro, a lo largo de más de 2800 km, por medio de los cuales se midió, mediante triangulación y posicionamiento por las estrellas, el grado de achatamiento de la Tierra cerca de los polos.



Semejante empresa la llevó a cabo un equipo liderado por el astrónomo Friedrich Georg Wilhelm Struve, que se sirvieron de 265 puntos primarios para realizar la triangulación a lo largo del meridano, separados de 20 a 40 km, junto con otros 60 puntos secundarios. Por otro lado, se sirvieron de 13 estaciones para la medición de la latitud, en base a la posición conocida de las estrellas, una de ellas en Hammerfest. Les llevó 39 años, desde el 1816 al 1855.


La precisión que obtuvieron fue corroborada posteriormente con métodos modernos de posicionamiento mediante satélites, y el error fue mínimo. El resultado que se obtuvo, fue que un grado de latitud terrestre en el Mar Báltico era 359 metros menor que en la costa del Mar de Noruega, confirmando que a lo largo de un meridiano, el radio de curvatura cerca del ecuador es menor que cerca de los polos, debido al achatamiento de la Tierra.




El conjunto de los 34 vértices geodésicos que actualmente se conservan, desde Hammerfest en Noruega hasta Izmail en Ucrania, y atraviesa 10 países, fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el 2005, en reconocimiento a la gran labor científica que se llevó a cabo y la precisión de los resultados obtenidos.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Retorno a Sanlúcar de Guadiana

Teníamos ganas de volver a Sanlúcar de Guadiana. Ya estuvimos allí años atrás, y nos gustó. Un pueblo tranquilo, a orillas del río Guadiana que hace de frontera con Portugal, y frente a Alcoutim, su vecino luso, al que por cierto sólo se puede cruzar en barca, y ahora también en tirolina.

Sanlúcar de Guadiana y Alcoutim

Pues allí que volvimos, invitados a participar en una actividad organizada por la Asociación Cygnus Valverde y la empresa Tour Estelar en colaboración con Los Molinos Turismo Rural.

Tuvimos la suerte de poder montar los telescopios en el recientemente restaurado Castillo de San Marcos, donde esperaríamos a los asistentes, que tras disfrutar de una exposición fotográfica, un planetario y charlas sobre astronomía, venían desde el pueblo subiendo la ladera en sendero nocturno.

Montaje de los telescopios en el patio del Castillo de San Marcos

Foto de grupo

Una experiencia altamente positiva por volver a reencontraremos con este mágico lugar, con amigos de afición, y por la hospitalidad con que fuimos recibidos. (más imágenes)


Vídeo de la actividad

No pudimos disfrutar de la tirolina transnacional, pero esperamos siga instalada la próxima vez que volvamos... el negocio parece que les va bien.