domingo, 12 de febrero de 2017

Ocultación de Aldebaran por la Luna 5 febrero 2017

Hace unos días, concretamente el 5 de febrero de 2017, la Luna pasó justo por delante de la estrella Aldebaran, de la constelación de Tauro.

A diferencia de los planetas, que la ocultación y reaparición son progresivas, debido al tamaño que tienen, en el caso de las estrellas es algo instantáneo, visto y no visto.

La ocultación tuvo lugar por la parte en sombra de la Luna, por lo que había que confiar en la hora exacta en que tendría lugar la desaparición, que fue repentina.

Aldebaran instantes antes de ser ocultada por la Luna

Sin embargo, la reaparición, y debido a que había ciertas nubes muy finas, vino anunciada por un ligerísimo resplandor en el limbo lunar cercano al Mare Crisium, que es por donde se esperaba que surgiera, dando lugar a continuación a la reaparición "estelar" de Aldebaran

Aldebaran instantes después de reaparecer de detrás de la Luna

A través del telescopio pudimos grabar las secuencias de entrada y salida, con la que hemos montado un timelapse.

Video timelapse en Youtube

viernes, 13 de enero de 2017

Coronas en la Luna y en Venus

Suele ser habitual ver un fenómeno opto-atmosférico llamado "Corona Lunar", formado por la difracción de la luz de la Luna, generalmente cuando está muy iluminada, al pasar por gotas de agua o hielo presentes en finas capas de nubes. Se ve un resplandor alrededor del disco lunar, y una o varias franjas concéntricas, pudiéndose apreciar los colores propios del arco iris.

Corona lunar

Pero es mucho menos habitual poder observar este fenómeno alrededor del planeta Venus. El intenso brillo que tiene estos días, debido a estar en su punto de máxima elongación solar, propició este fenómeno.

Corona (muy débil) alrededor de Venus

Sin duda una suerte poder contemplar este fenómeno simultáneamente en la misma noche.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Letras en la Luna

Cada cierto tiempo se puede apreciar un fenómeno curioso producido por las sombras en los cráteres de la Luna según va entrando la parte iluminada en la parte en sombra, es decir, la zona del terminador. La X en la Luna.

Deben darse varias circunstancias: que el terminador esté en un ángulo preciso, un poco antes de cuarto creciente, que esté sobre el horizonte, y preferiblemente de noche, y que el cielo esté despejado.

Pues todo esto se cumplió el pasado 6 de diciembre. Y estuvimos observándola, y fotografiándola.
Y comentándolo luego con amigos, pues resulta que también se veía otra letra: la "V".

Y es verdad. Ahí están ambas letras en la Luna



La siguiente vez será en febrero de 2017. Anotado está en la agenda para echarle un vistacillo

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Luna llena en perigeo sobre el Puente del Centenario

Como no podía ser menos, se formó el gran revuelo mediático en la prensa porque la Luna llena se nos acercaba esta vez un poquito más de lo habitual, coincidiendo con el perigeo (punto más cercano a la Tierra). Naturalmente la variación de tamaño no tenía nada que ver con los titulares poco exactos que circularon por todos los medios, pero ya sabemos que a veces el rigor y la ética periodística andan un poco escasos.

De todos modos, aprovechando el evento, unos cuantos amigos quedamos para ir a ver salir la Luna llena sobre el horizonte. No tanto por ser una Luna "especial", sino por aquello de compartir el momento entre amigos. Así que nos fuimos con las cámaras y prismáticos a una loma a esperar el momento.



Habíamos realizado los cálculos gracias a la estupenda aplicación TPE, y había cierta expectación sobre si habríamos acertado o no desde el sitio donde estábamos. Y llegado el momento, surgió la Luna, como esperábamos, por detrás del tablero del Puente del Centenario. La visión fue espectacular, ganando altura mientras los vehículos circulaban delante del disco lunar, recortando sus siluetas, y mostrándonos a través de las ventanillas el naranja intenso de la Luna.



Pudimos recoger el momento en un vídeo:

Video en Youtube

Espectacular también fue cuando la Luna mientras subía, llegando a colocarse justo en la mitad del tablero.



Ya luego siguió ganando altura, tornando su color inicial naranja intenso a blanco brillante, mientras todos los allí presentes seguíamos  disfrutando y satisfechos por la experiencia vivida.

sábado, 29 de octubre de 2016

Puesta de Sol en Cabo Ortegal desde Cabo Estaca de Bares con rayo verde

La puesta de Sol más al norte que se puede disfrutar en nuestra península es en el Cabo Estaca de Bares.

Desde allí se divisa, a unos 15 kilómetros hacia el Oeste, el Cabo Ortegal, el punto donde acaba o empieza el Cantábrico, o el punto donde empieza o acaba el Atlántico.

Un bonito lugar donde poder disfrutar de una estupenda puesta de Sol. Nos costó dos días, porque estuvo nublado el primero. Y el segundo día casi lo mismo, si no llega a ser porque justo en el horizonte, en el lugar donde se pondría el Sol, se abrió una ventana por la que pudimos divisarlo.

Así que allí, junto al faro de Cabo Ortegal y tras las rocas que se encuentran junto a él, conocidas como "Os Tres Aguillons" pudimos ver cómo se posaba el Sol lentamente sobre el mar.




Y como colofón final, grata sorpresa que no nos esperábamos, surgió el rayo verde en el último instante de luz del Sol. Fue emocionante por ser el primero que podemos ver en directo, y ya con este, el segundo que captamos con la cámara.


miércoles, 19 de octubre de 2016

Puesta de Sol tras la Torre de Hércules

En algunas fechas específicas del año, puede disfrutarse de unos espectaculares atardeceres tras la Torre de Hércules en A Coruña. Para ello, el sitio ideal es los acantilados de Mera, a unos 5 kilómetros justo al Este de la torre. Si el día está despejado, se podrá ver bajar el disco solar tras la majestuosa Torre.

Y si está nublado, será la suerte quien mande....

Estábamos pasando unos días este verano en terras galegas, cuando nos dimos cuenta que justo esos días se daría esa circunstancia, pero estaba nublado...

Como no podíamos elegir, dado lo apretado de la agenda (hay tantos sitios que conocer) pues nos fuimos al sitio en cuestión de todos modos. Hubo nubes, por lo que no vimos la puesta de Sol despejada, como nos habría gustado, pero sin embargo, las nubes produjeron un precioso espectáculo de colores por lo que disfrutamos igualmente.

Este es el vídeo que grabamos



Quizá algún día volvamos, con mejor tiempo... aunque en terras galegas ya se sabe...

martes, 16 de agosto de 2016

Perseidas 2016 doble experiencia

Fieles a nuestra cita con las Perseidas, este año 2016, como algún año anterior, también hicimos "doblete".

La primera noche fue la semana anterior al máximo de actividad de meteoros, y pudimos compartir actividad divulgativa con la Asociación Astronomía Sevilla. Allí estuvimos para colaborar con ellos en la medida de nuestra posibilidad, con nuestros telescopios y echando una mano en lo que se pudiera. Se desarrolló en la finca El Berrocal, cerca de Almadén de la Plata, lugar habitual de unos años a esta parte.

Hubo un gran éxito de participación, acercándose hasta el lugar numeroso público (algunos llevaban sus propios telescopios). Al estar la Luna sobre el horizonte tras la puesta de Sol, se sabía que ocultaría una buena parte de meteoros, por lo que estuvimos haciendo tiempo contemplando diferentes objetos de cielo profundo, así como los planetas visibles a esa hora (Júpiter, Marte y Saturno) y también la Luna.

Zona de telescopios y "acampada" para la observación

Una vez se oscureció el cielo, llegó el momento de buscar las las tumbonas, butacas y mantas,, para disfrutar cómodamente de la lluvia de Perseidas. Al ser una actividad pública, todo el tiempo reinó cierto "ajetreo" entre los allí congregados, como es lógico, ya que había grupos de amigos y familias que iban a echar un rato distendido, pero a pesar de ello, pudo disfrutarse de algunos momentos de tranquilidad. Sabíamos de todos modos que esa noche era para lo que era ...

Y llegó la semana siguiente. Coincidiendo con el máximo de meteoros, volvimos al campo. Esta vez a un sitio distinto, cerca de El Castillo de las Guardas. Y con menos personas. Muchas menos personas. Sólo éramos 4. Ya no era una actividad divulgativa abierta a todos, sino una sesión de observación particular entre amigos. Tuvimos también, como la semana pasada, unas horas de Luna, que aprovechamos para charlar, cenar y observar algunos objetos del cielo nocturno. Y una vez se puso por el horizonte, nos centramos en la observación de los meteoros. Comenzó entonces a generarse esa especie de magia que lo llenaba todo, propiciado por la quietud de la noche, y la contemplación del magnífico cielo estrellado, que se prolongó hasta el amanecer.


Algunas de las Perseidas que registró la cámara

Si bien la primera noche estuvo muy bien, y nos alegró participar en la actividad, nos quedamos con el recuerdo de esta segunda noche. Ese tipo de recuerdos que tanto nos gusta atesorar.