11 diciembre 2022

Llega la Inteligencia Artificial al astroprocesado

Ya está en todos lados. La Inteligencia Artificial. Y en la astrofotografía también. Entre los muchos programas que se utilizan para captura y  procesado de las astrofotografías se encuentran ahora disponibles los que emplean la IA. Una de ellos es Topaz DeNoise AI.

Lo hemos probado en una de nuestras imágenes astronómicas: la Galaxia del Triángulo, o Messier33, en la constelación del Triángulo.

El resultado es sorprendente. Es capaz de eliminar el ruido de la imagen, manteniendo el resto de señal.


Esto de la Inteligencia Artificial promete, sin duda...

01 noviembre 2022

Reencuentro con la aurora boreal

Hace 7 años tuvimos la oportunidad de disfrutar del espectáculo de la aurora boreal en Cabo Norte, Noruega. Algo mágico, que para los que vivimos en latitudes no muy altas es algo sobrecogedor.

Este 2022, tras los dos años "horribilis" de la pandemia, decidimos ir a visitar la tierra del hielo y el fuego, Islandia. Y ya que estaríamos cerca del Círculo Polar Ártico, pues pensamos que lo mejor sería volver a elegir, como en el viaje a Noruega, el mes de septiembre, por si nuevamente teníamos la suerte de que nos recibieran las luces del Norte. 

Sabemos de amigos que han ido a Islandia, y han vuelto con la decepción de no ver la aurora boreal. El clima en Islandia es muy severo, y nada propicio para verlas. Pero a pesar de todo, siempre hay otros objetivos en los viajes, y los paisajes de Islandia en sí ya merecían la pena arriesgarnos. Así que nos liamos la manta y nos embarcamos en la aventura. Y como primer plato, unos vientos huracanados el día del vuelo, que casi echan por tierra todo el viaje. Afortunadamente sólo fue el primer día, y el mal tiempo se desplazó a la mitad oriental de la isla, lejos de la zona que visitaríamos.

Nuevamente, igual que en el viaje a Noruega, escogimos alojamientos aislados lejos de las zonas urbanas, aunque en Islandia, salvo Reykjavik, está todo muy poco poblado, con grandes extensiones deshabitadas. 

Las previsiones de actividad solar, para los días del viaje, medida en Kp, era de 2 o 3, lo que supone una probabilidad media o baja de ver auroras boreales. Sin embargo, no se podía tirar la toalla, por lo que al empezar a oscurecer, había que estar atentos. También ayuda contar con alguna aplicación móvil que te avise si hay cierta probabilidad de observarlas.

¡Y aparecieron! A ponerse la ropa de abrigo, que hacía fresquito, y a salir de la cabaña sin perder ni un minuto. ¡Y a disfrutarlas! Este es un espectáculo que hay que vivirlo, y aunque se pueden hacer fotos y timelapses, no hay nada como presenciarlo en vivo.

Este año llevábamos una cámara que podía grabar en tiempo real el cielo y las auroras boreales, por lo que le dedicamos unos minutillos a registrar la experiencia, y quedó así:


Islandia. Aurora Boreal. 26 septiembre 2022. Grabación en tiempo real

También hicimos un pequeño timelapse, a base de fotografías de larga exposición, durante 15 minutos, condensadas en 30 segundos:


Islandia. Aurora Boreal. 26 septiembre 2022. Timelapse

Esta vez, a diferencia del viaje anterior, sólo las disfrutamos una de las noches. Las demás empeoró el tiempo cubriéndose el cielo diurno y nocturno. Fue poco, pero no nos quejamos. Podemos sentirnos afortunados, dada la extrema climatología de aquellas tierras.