sábado, 25 de abril de 2015

Estrellas con luz de día. Aldebarán

Teníamos un reto pendiente: ver alguna estrella de día. Ya en su momento conseguimos localizar el planeta Júpiter a plena luz del día, lo que nos dio una gran satisfacción.

No es normal ver estrellas con luz de día, excepto el Sol, claro. Pero sí que se ven. Si son brillantes, como Arturo, o Sirio, pueden verse con el fondo del cielo azul. Al menos, eso se lee en los libros de astronomía. Y sabiendo dónde localizarlas, por supuesto, porque conseguir verlas es todo un reto.

Hace unos días se nos presentó la ocasión, ya que la Luna pasaba muy cerca de la estrella Aldebarán, de la constelación de Tauro, por la tarde, con el Sol sobre el horizonte. No es una de las estrellas más brillantes, pero esperábamos que pudiera localizarse y distinguirse, por su proximidad a nuestro satélite.

Y así fue. A través del telescopio se podía divisar un pequeñísimo puntito luminoso y blanco (sin el color anaranjado que nos muestra Aldebarán en noches claras).

Luna y Aldebarán (inferior izquierda)... y un pajarito también

Tuvimos algunas nubes, que aunque le daban un ambiente mágico a la escena, estuvieron a punto de estropearnos el intento. Pudimos grabar también un pequeño vídeo:

Aldebarán junto a la Luna

La observación del cielo a plena luz del día a pesar de su dificultad nos puede dar gratas e inolvidables sorpresas.


4 comentarios:

  1. Aldebarán vista de día gracias a vosotros. Enhorabuena, abrazos y gracias.


    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guillermo
      Un abrazo también para vosotros
      Jesús y Pepa

      Eliminar
  2. La posibilidad que con agrado facilita un telescopio indica el grado de necesidad que tenemos por descubrir aquello que siempre hemos pensado como propio de la noche. Algo así como destapar un cajón de tesoros y misterios sin que por ello se nos venga,encima el contenido de la caja de Pandora o se nos caigan todas las estrellas que lo pueblan.
    Supongo es una sensación donde el estreno de la mejor película de ciencia ficción te deja clavado al asiento y dándole vueltas a su argumento y fotogramas.
    El tiempo se contrae a medida que transcurre su paso por el horizonte de una pantalla panorámica de tamaño descomunal y las horas vuelan por el deseo insistente de verla así.
    - Déjame ver a mí un poco...
    - Ahora me toca a mí...que no he visto nada
    - Vale, mira...
    - Cómomola
    La fotos son fantásticas, la música celestial y el tiempo empleado carece de precio. Impagable.
    BreveSaludoS. :)´

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, d:D', sí que estuvimos entretenidos con la localización de la estrella diurna, entre nube y nube un buen rato, que sin duda fue gratificante por la recompensa obtenida
      Un abrazo
      Jesús y Pepa

      Eliminar