lunes, 18 de agosto de 2014

Venus y Júpiter en conjunción al amanecer

Llevábamos días esperando la anunciada conjunción de los planetas Venus y Júpiter que sería visible hoy, poco antes del amanecer. Ambos planetas se acercarían tanto que a simple vista podrían llegar a verse como uno sólo. Así que salimos con el telescopio y la cámara de fotos para no perdernos el espectáculo.


Cualquier observador no informado podría haber pensado que esos dos puntitos brillantes eran uno de tantos sistemas binarios de estrellas (como Alcor y Mizar), pero no. El punto más brillante era Venus, y junto a él, se encontraba un pálido Júpiter, al que incluso pudimos apreciar alguna de las lunas que orbitan a su alrededor.


A pesar de observarse juntos en el cielo, era tan sólo un efecto óptico, porque Venus y Júpiter se encontraban en el momento de esta conjunción a una distancia de nosotros de 1,6 y 6,2 unidades astronómicas, respectivamente. (1 ua equivale aproximadamente a la distancia media de la Tierra al Sol)


A pesar de que había bastantes nubes, la pareja de planetas se dejaron ver entre ellas, (incluso a través de ellas) y nos brindaron un bonito y curioso espectáculo. Pocas veces llegan a acercarse tanto como lo han hecho hoy.


Mereció la pena el madrugón que nos dimos, necesario para poder desplazarnos unos kilómetros a las afueras y poder así  tener un horizonte despejado de edificios.




4 comentarios:

  1. Qué bueno, da gusto veros. Cómo los dos astros que sois, supongo...Venus y Júpiter
    ¿O no es acaso esa la intención?
    ¿Símil, tal vez?
    Metáfora que se personifica tan bien...o también. :)))´
    Son fantásticas esas fotos si tenemos en cuenta que sólo son dos puntos distantes....¿Brilla ella más de él? Qué interesante, lo que hace la cercanía de la luz. Es complemento estelar y simultáneo.
    Me alegro mucho pues anda por esos lares el maestro y artista fotoastrónomo en las playas sureñas
    [Tengo algunas pero las subiré mañana, con más ganas al otro blog]
    Salú i Libertá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus amables y simpáticas palabras. Y de la autofoto, que no llevaba premeditada intención, ya nos comentaron lo mismo, curiosamente, y después de todo, queda como curiosa anécdota.
      Quedamos a la espera de ver tus capturas del momento.

      Un par de abrazos
      Jesús & Pepa

      Eliminar
  2. A quienes madrugan , Dios y el Infinito o Dios el Infinito ,a gusto del consumidor , ayuda. Al menos eso es lo que se dice. Enhorabuena a los dos y abrazos y besos nuestros.

    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues buena ayuda sin duda nos proporcionó dejando un huequito entre las nubes para que el madrugón no fuera desaprovechado.

      Besos y abrazos también para vosotros
      Jesús & Pepa

      Eliminar