jueves, 21 de junio de 2018

Arcoiris rojo al amanecer

Un arcoiris es siempre un bonito espectáculo de contemplar, además de que suele anunciar el fin de la lluvia. Los colores son espectaculares, y si se forma el arco completo o incluso dos, la visión es magnífica.

Pero a veces los arcoiris tienen una sorpresa guardada, y es que no nos muestran todos sus colores. Es lo que ocurre al amanecer o al atardecer, cuando el Sol está muy bajo, y los rayos de luz tienen que atravesar una mayor parte de la atmósfera terrestre, siendo solo el espectro de color rojo el que consigue atravesarla mejor.


Y esto nos ocurrió hoy por la  mañana, que estaba chispeando. Justo antes de amanecer, con la luz del alba, surgió una parte del arco, primero de color gris, y cuando el Sol comenzó a salir, se tornó a rojizo. Al poco tiempo, se formó el arco entero. 


Ha sido un espectáculo precioso, y es la primera vez que contemplábamos un arcoiris rojo.


Y justo en el horizonte diametralmente opuesto, estaba teniendo lugar un amanecer no menos espectacular 

3 comentarios:

  1. Y es que, normalmente, el sol, nuestro sol, sale por la izquierda...jeje
    Qué fabuloso; de fábula, claro :)´

    ResponderEliminar
  2. Mientras amanezca, que no es poco !
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. O salga el sol por Antequera, qué sería un sindiós inaguantable... :))´

    ResponderEliminar