jueves, 29 de noviembre de 2012

5 lunas

Entre lluvia y lluvia, se despejaron los cielos, y pudimos contemplar el acercamiento de la Luna y Júpiter. Ya de por sí, el cuadro llama la atención. Pero aún más si se puede contemplar por unos prismáticos o un pequeño telescopio. O a través de la pantalla de una cámara de fotos con teleobjetivo.

Pero...se ven las lunas de Júpiter!! Aquellas que Galileo ya vio hace más de 400 años con un sencillo telescopio refractor. Pequeños puntitos alineados alrededor del planeta



5 lunas en una imagen. La "nuestra", y las 4 lunas galileanas Europa, Io, Ganímedes y Calisto. Un bonito cuadro sin duda...

viernes, 16 de noviembre de 2012

¿Las hormigas predicen la lluvia?

Los aficionados a la astronomía estamos estos días mirando al cielo y mirando a las nubes, el gran enemigo del observador de estrellas. Porque además, la lluvia deja el campo enfangado, impracticable para vehículos y para los equipos de observación que acarreamos.

El hombre del tiempo anuncia agua. Y la mujer del tiempo también. Y meteoblue, y meteored, y todas las webs y apps de predicción meteorológica.

Y las hormigas, llevan dos días protegiendo la entrada de sus hormigueros para evitar la entrada de agua...



¿cómo se enterarán? ¿tendrán internet o smartphones? vamos a tener que empezar a consultar también las predicciones meteorológicas de las hormigas...

NOTA: el día siguiente llovió ... y torrencialmente

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Salvando el Guadaíra .. y su cielo

El pasado sábado 6 de octubre de 2012, junto con Salvemos el Guadaíra tuvimos la oportunidad de participar en la III marcha nocturna por la ribera del río Guadaíra.

Al final de la ruta, que discurrió junto al río, y a la que asistieron unas 500 personas, estaban colocados los telescopios de diferentes compañeros de asociaciones, para que el público pudiera pasearse también por el cielo del Guadaíra .

Nuestro compañero Francisco Cordero dio una pequeña charla sobre astronomía básica, mostrando con un completo paseo visual las constelaciones que teníamos en ese momento sobre nosotros.

Uno de los problemas también expuestos durante la explicación fue el de la contaminación lumínica que soportamos y que por desgracia ocasiona la pérdida del patrimonio que poseemos en el firmamento.





Esta es la segunda edición en la que participamos ya, y aunque el número de asistentes fue muy elevado, constituyendo un gran éxito de participación, realmente es una pena no poder atender como se merecen las expectativas de todas las personas que acudieron, con interés por aprender algo de astronomía...

El año que viene, de todos modos, volveremos a estar ahí al pie del cañón (y de los telescopios)